Imponentes arcos construidos en 1917 para abastecer de agua a la población, los cuales aún se encuentran en funcionamiento. Los acueductos han compartido el encanto de su arquitectura con las tranquilas calles de la ciudad, regalándoles un marco perfecto de pintoresca ciudad colonial.

 

 

 

Share →