Imponentes arcos construidos en 1917 para abastecer de agua a la población, los cuales aún se encuentran en funcionamiento. Estos acueductos han compartido el encanto de su arquitectura con las tranquilas calles de la ciudad, regalándoles un marco perfecto de pintoresca ciudad colonial.
Adaptados y rediseñados para ofrecer a sus visitantes y pobladores una opción más de esparcimiento, a sus pies se puede disfrutar de acogedores paisajes que sirven de escenario ideal para descansar, leer o simplemente recorrer tranquilamente el trayecto, teniendo de fondo el sonido relajante del correr de sus aguas.

 

Distribuido en tres zonas:

- Arcos de la calle Matamoros

- Arcos de la Hacienda de la Rosa

- Arcos de la calle Bravo

Teléfono:  (842) 423 5303

Share →