Hermoso valle sobre el que se elevan cientos de petroglifos tallados por las tribus que habitaron esta zona. En la actualidad permanecen intactos, dejándose apreciar símbolos como soles, figuras geométricas y humanas, los cuales hasta el momento no han sido descifrados.
La vegetación que predomina es propia de la región y del clima. Figuran la gobernadora, las lechuguillas, la palma china y una gran diversidad de cactáceas, las cuales son contempladas por los visitantes de este sorprendente lugar.
La riqueza natural de Narigua atrae la mirada de arqueólogos y antropólogos, pues una gran cantidad de fósiles marinos han sido encontrados en el lugar que millones de años atrás fuera mar.

Dirección: 15 kilómetros al noroeste de la ciudad

Share →