Catalogada como una de las construcciones más bellas e imponentes de la República Mexicana, la Catedral de Santiago Apóstol  reúne el estilo barroco y la vasta arquitectura típica del norte del país.

Dedicada al Apóstol Santiago el Mayor, Santo Patrono de la Ciudad, inició su construcción en 1745 concluyendo totalmente hasta 1897. Muestra una fachada de tres cuerpos en los que se exaltan  tres estilos arquitectónicos: churriguerescos en la fachada, platerescos en la Capilla del Santo Cristo y neoclásicos en su torre.

En su interior alberga pintura de caballete, escultura estofada, retablos barrocos, piezas metálicas, invaluable arte sacro y más de 40 óleos, en su mayoría de la época virreinal, entre los que destacan “La Sagrada Familia” y una imagen de la Virgen de Guadalupe, obra de don José de Alcíbar.

Además de su importancia histórica y arquitectónica, la Catedral de Santiago Apóstol es el punto de reunión de la más tradicional festividad religiosa en Saltillo. Conmemorada cada 6 de agosto, la celebración culminante del Novenario del Santo Cristo de la Capilla es enmarcada en  verbena popular, peregrinaciones, vistosos bailes de matachines, juegos pirotécnicos y la impartición de temas que infunden un sentido espiritual, reuniendo a propios y extraños.

 

Dirección: Hidalgo esquina con Juárez S/N

Centro Histórico

Teléfono: (844) 414 0230

Horario: Lunes a Domingo, de 7 a.m. a 1:00 p.m. (Para recorrido con guía, cuota voluntaria)

 

Share →